miércoles, 2 de mayo de 2018

La Guardia Civil desmantela dos organizaciones dedicadas a comercializar ilegalmente ganado vacuno


La organización habría obtenido un beneficio superior a los 2 millones de euros alterando la trazabilidad o acogiéndose a subvenciones de forma fraudulenta


En la operación se ha procedido a la detención e investigación de 12 ganaderos

La investigación se ha desarrollado en las provincias de Asturias, Cantabria, Andalucía, Castilla y León, Aragón, Galicia y Extremadura


El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha procedido a la desarticulación de dos tramas delictivas que actuaban en varias provincias de España. Llevaban a cabo transacciones de ganado vacuno incumpliendo la normativa que regula la materia, fundamentalmente a través de la alteración de los crotales (pieza de plástico con la que se identifica de forma individual a cada animal de las explotaciones ganaderas), para amparar animales que no tenían aseguradas sus condiciones de aptitud para el consumo humano.


Se ha procedido a la detención e investigación de 12 personas a los que se les imputan los supuestos delitos de estafa, contrabando, falsedad documental y organización criminal, y que habrían obtenido un beneficio superior a los 2 millones de euros alterando la trazabilidad o acogiéndose a subvenciones de forma fraudulenta.

La operación se inició en el 2016, cuando la patrulla ROCA de la Guardia Civil de la Comandancia de Gijón se percató de que una persona llevaba en el maletero de su vehículo, varios crotales.

Estos crotales vienen a ser el documento de identidad propio de cada res y le acompañará desde su nacimiento hasta el momento de su muerte. Cada crotal, con número y clave único, se anota en los registros correspondientes y su control permite conocer las circunstancias de cría y salud del animal a lo largo de su vida y garantizar la trazabilidad.

Aunque los crotales localizados en el vehículo tenían la apariencia de ser nuevos y estar dispuestos para su colocación en los terneros que fueran a nacer, los agentes se percataron de que tenían pequeñas muescas que hacían suponer que ya habían sido usados.

Continuando con las investigaciones, se constató la existencia de un grupo de personas que podrían estar retirando los crotales que eran asignados a un ternero cuando este había fallecido tempranamente. En lugar de notificar esta circunstancia, se guardaban el identificador hasta que, llegada la edad propia para el sacrificio, se le colocaba a otro ternero comprado en el exterior a precio mucho más bajo.

De esta manera obtenían grandes beneficios ya que se habían ahorrado el costo de mantenimiento y todos los tratamientos veterinarios que hubieran podido ser necesarios y sólo tenían que pagar el valor del animal sustitutorio. Además, estos animales podían proceder de explotaciones fuera del territorio nacional llevándose a cabo el movimiento de los mismos sin el cumplimiento de las debidas garantías sanitarias.

Otro origen posible del ganado se ubicaría en países donde la renta económica es inferior a la española, de forma que el valor de los animales estaría muy por debajo de lo que corresponde a un ejemplar criado en España.

Asimismo, la organización también obtenía beneficios relativos a la percepción de subvenciones en función del número de cabezas de una explotación, condiciones de cría de la misma, especificidad de una raza concreta, etc., con los terneros que habían fallecido y habían simulado su cría en las explotaciones ganaderas.

Lógicamente este modo de actuar implica una ruptura de la trazabilidad, ya que el animal sacrificado no procede de la línea materna declarada. Esta actividad ilegal se comprobó con multitud de pruebas analíticas, quedando acreditados más de 200 casos.

Cabe resaltar, que todas las reses que iban a la cadena de consumo humano, han pasado los controles sanitarios obligatorios en los mataderos donde eran sacrificados.

Explotaciones virtuales


Las Administraciones Públicas están impulsando la implantación de las nuevas tecnologías con el fin de facilitar las gestiones a los ciudadanos y, en el caso de los ganaderos, para mejorar su competitividad, evitar desplazamientos, agilizar trámites, etc., pero estas nuevas aplicaciones también pueden ser empleadas para encubrir actividades ilegales, ocultando información y falseando declaraciones.

En este caso, para poder llevar a cabo esas alteraciones en el uso de los crotales, alguno de los investigados había creado explotaciones virtuales, de forma que acumulaban cientos de cabezas de ganado en espacios que, físicamente, no podían acoger sino un tanto por ciento inferior de la cantidad que declaraban. Sin embargo, en la base informática, iban acumulando animales y los trasladaban a su conveniencia para evitar ser controlados.

Para poder concluir en la imputación de los presuntos delitos, se ha tenido que investigar el movimiento virtual de más de 100.000 cabezas de ganado constatando que no siempre llegaba a producirse ese movimiento.

Colaboración institucional


La investigación llevada a cabo por el SEPRONA ha contado con la colaboración entre los distintos órganos de las Administraciones responsables de velar por la salud y la trazabilidad del ganado.

Desde el momento en el que se tuvieron las primeras referencias, los contactos entre los departamentos competentes del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, las Consejerías de las Comunidades Autónomas y la Guardia Civil han sido continuos y coordinados.

Fruto de este trabajo en equipo entre las diferentes Administraciones se establecieron actuaciones conjuntas, tales como tomas de muestras aleatorias y dirigidas, intercambios de información documental y telemática y otras acciones que han permitido acreditar los supuestos delitos investigados, especialmente significativos en los casos de las Comunidades Autónomas de Andalucía, Asturias y Cantabria.

La operación ha sido dirigida por el UCOMA (Unidad Central Operativa de Medio Ambiente del SEPRONA).

Leer más

Share:

miércoles, 25 de abril de 2018

Tejerina: Los jóvenes europeos y africanos son la clave de futuro del sector agroalimentario

Isabel García Tejerina: Los jóvenes europeos y africanos son la clave de futuro para el progreso del sector agroalimentario

La ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha asistido a la X edición de los Assises de l’Agriculture, en Meknes (Marruecos), una cita anual que permite comprobar los avances de la agricultura marroquí y, con ella, el desarrollo del conjunto del país.
En su intervención, García Tejerina ha destacado los numerosos lazos históricos, culturales y comerciales que unen a España con los países del Magreb. Para la ministra, España es el mejor puente del Magreb hacia Europa, como “un país amigo que vela por los muchos intereses compartidos”. Al mismo tiempo, el Magreb es la puerta de entrada a África, “nuestra referencia natural a la hora de impulsar iniciativas empresariales en todo el continente”.
Por ello, este encuentro supone “una excelente oportunidad para continuar reforzando los vínculos que nos unen y analizar los retos a los que nos enfrentamos conjuntamente”. La ministra ha animado a los países africanos a trabajar de manera conjunta en su desarrollo. En concreto, considera que el lanzamiento del Tratado de Libre Comercio de la Unión Africana, firmado el mes pasado, es una gran noticia para el futuro de la agricultura africana.

Reto demográfico

En este contexto, la ministra ha subrayado la importancia estratégica que tienen los jóvenes en el desarrollo del medio rural. Así, mientras en Europa el principal objetivo es propiciar el relevo generacional en una población cada vez más envejecida, el gran reto en África es transformar su potencial demográfico en crecimiento económico. García Tejerinaentiende que “los jóvenes europeos y africanos son la clave del futuro de nuestras economías y la garantía del progreso de nuestros sectores agroalimentarios”.
Para atraer a los jóvenes a la agricultura, la ministra ha apuntado que el Gobierno de España trabaja para hacer del medio rural un lugar atractivo. Uno de los principales pasos es reducir las desigualdades entre el mundo rural y el urbano, a través de la equiparación en los servicios que presta el Estado en todo el territorio, así como el desarrollo de infraestructuras y vías de comunicación.
Otro elemento clave será la digitalización del medio rural, que favorecerá su conexión con el resto del mundo y ampliará las posibilidades de exportación, emprendimiento y desarrollo de iniciativas empresariales.


En este sentido, la ministra ha recordado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presentó recientemente el Plan 300×100, una iniciativa que permitirá en 2021 que la totalidad de las localidades españolas tengan acceso a internet de, al menos, 300 megabits por segundo. Al mismo tiempo, el Ministerio de Agricultura de España trabaja en una “Agenda para la Digitalización del medio rural”, para incorporar las nuevas tecnologías al sector agroalimentario en las zonas rurales.
De igual forma, García Tejerina ha señalado la necesidad de estudiar la introducción de ventajas fiscales, subvenciones específicas, acuerdos con entidades bancarias e instrumentos financieros que ayuden a los jóvenes a emprender iniciativas empresariales.

Share:

sábado, 14 de abril de 2018

Las tierras contaminadas por pesticidas podrán recuperarse mediante microorganismos del propio suelo


Investigadores de la Universidad de Sevilla han creado una estrategia que elimina una sustancia tóxica usada con frecuencia como plaguicida en agricultura y afecta al suelo.


© Valley_Photographs

Los expertos han conseguido la limpieza completa en seis meses tras la aplicación del método propuesto, lo que lo convierte en un remedio rápido y eficaz para terrenos expuestos a estos herbicidas.


Investigadores del Instituto de Recursos Naturales y Agrobiología y el departamento de Microbiología y Parasitología de la Universidad de Sevilla han desarrollado un producto a partir de un conjunto de microorganismos del propio suelo que permite la eliminación de diurón en menos de seis meses. Este herbicida, aunque ya prohibido, ha sido muy utilizado en cultivos y es responsable de la contaminación de terrenos en la actualidad.

La nueva fórmula está basada en los llamados consorcios bacterianos degradadores, que son asociaciones de dos o más especies de microorganismos que actúan como una comunidad. Previamente aislados de los diferentes suelos agrícolas, no solo los han caracterizado como atenuantes específicos del contaminante, sino que además han determinado su eficiencia debido a la capacidad para transformar el herbicida en minerales, lo que implica su completa eliminación sin dejar residuos.
Biorrecuperación

En un estudio publicado en la revista Chemosphere, los investigadores describen la técnica de biorrecuperación aplicada a través de diferentes ensayos, empleando consorcios bacterianos degradadores y ciclodextrina, una sustancia que se obtiene a partir del almidón. Los organismos vivos utilizaron el diurón como alimento, transformándolo en dióxido de carbono, agua y sales minerales.

Mientras que el herbicida se elimina a razón del 0,34% en aguas y el 13% en suelos de manera natural, la nueva técnica ha conseguido una reducción de más del 65% y 42%, respectivamente, al ser inoculados con los consorcios microbianos aislados en el laboratorio junto a la ciclodextrina. Estos resultados confirman la viabilidad para su aplicación a terrenos que suponen un potencial peligro para el medio ambiente. “El problema del diurón no se presenta únicamente por la carga tóxica presente en el suelo, sino porque es una vía de contaminación por la lluvia y la escorrentía que lo filtran y liberan a las aguas subterráneas, incluyéndolo en el ciclo hidrológico”, explica el investigador del IRNAS Jaime Villaverde, autor del artículo.


Bacterias contra plaguicidas

Existen diferentes estrategias para la recuperación de terrenos contaminados por compuestos orgánicos persistentes, como el diurón. “Hasta donde sabemos, éste es el primer informe sobre el uso de consorcios microbianos aislados del suelo en combinación con ciclodextrinas. Tras los ensayos hemos confirmado que puede aplicarse como una técnica eficaz de biorrecuperación tras el uso de plaguicidas”, indica el investigador.


Las moléculas de ciclodextrina poseen una cavidad interior hidrofóbica, que repele el agua, pero que es capaz de interaccionar con el plaguicida. Por otro lado, una zona externa hidrofílica mejora la solubilidad del contaminante haciéndolo más biodisponible, es decir, favoreciendo que el consorcio lo degrade en elementos no tóxicos.

Los microorganismos son capaces de adaptarse a cualquier fuente de carbono, es decir, podrían llegar a asimilar cualquier compuesto orgánico y emplearlo como nutriente para obtener a partir de él la energía suficiente para su desarrollo. Esta versatilidad metabólica los convierte en perfectos candidatos a degradadores potenciales de contaminantes orgánicos presentes en suelos y aguas.

Los investigadores han observado la capacidad de eliminación del diurón utilizando distintas asociaciones de estas bacterias presentes en los mismos suelos de manera natural. El trabajo ha determinado cuál es el consorcio más idóneo para aplicar contra el herbicida y lograr su eliminación in situ, es decir, en el propio terreno afectado.

Esta técnica se aplica también de forma efectiva para la eliminación de contaminantes orgánicos presentes en los lodos procedentes de depuradoras de aguas y que se consideran como emergentes, por ejemplo, fármacos. 

Las investigaciones se han desarrollado dentro del proyecto de excelencia ‘Evaluación de la toxicidad de residuos envejecidos de plaguicidas en suelos contaminados’ financiado por la consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía y ‘Envejecimiento y biodisponibilidad de residuos de plaguicidas en suelos contaminados y su modelización’ del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad.


Share:

sábado, 16 de diciembre de 2017

La Renta Agraria crece un 4,93% en 2017 con un valor de 28.462 millones de euros


  • El aumento aún mayor del volumen de trabajo en la agricultura, marca un ligero descenso de la Renta Agraria por Unidad de Trabajo Anual (UTA)
  • Nuevo récord histórico de la Producción de la Rama Agraria, 49.192 millones de euros
  • Los consumos intermedios se reducen ligeramente pese al incremento de la energía y los lubricantes

El Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente ha publicado la primera estimación de las principales cifras económicas del sector agrario en 2017, de las que se desprende que la Renta Agraria bate por segundo año consecutivo el récord histórico, al situarse en los 28.462 millones de euros, con un aumento del 4,93% con respecto al año anterior. Unos datos sobre los que ha informado hoy la ministra Isabel Garcia Tejerina en el marco de la Comida de Hermandad que, organizada por ASAJA-Ciudad Real, se celebra en esa ciudad.

La Renta Agraria por Unidad de Trabajo Anual (UTA) ha disminuido en un 2,49%, hasta alcanzar los 31.157 euros, debido al incremento del 7,6% de volumen de trabajo en la agricultura en UTA, que supera al incremento de la propia Renta Agraria.

La positiva evolución de la Renta Agraria viene de la mano de un nuevo récord histórico de la Producción de la Rama Agraria, 49.192 millones de euros, sostenido por el buen comportamiento de la producción animal, que ha equilibrado el ligero descenso de la producción vegetal, asociado a la sequía. Asimismo, los consumos intermedios se han reducido ligeramente.

PRODUCCIÓN VEGETAL Y ANIMAL


La Producción vegetal tras conseguir cifras históricas en 2016, desciende ligeramente en un 1,4%, hasta los 29.031 millones de euros, en un contexto agudo de sequía, que han acusado especialmente los cereales, el vino y el mosto.

Con todo, el efecto de la sequía en las producciones ha sido contrarrestado por el buen comportamiento de los precios, destacando el aumento de valor del aceite de oliva en un 20%, vino y mosto en un 15%, cereales en un 8% y hortalizas en un 7%. Por su importancia hay que reseñar que las hortalizas alcanzaron su máximo histórico (9.600 M€), aumentando en 810 M€ respecto a 2016, que compensan por sí solos prácticamente todo el efecto de la sequía sobre los cereales (-847 M€). En cuanto a las frutas, a pesar de sufrir un ligero descenso (-0,6%), se mantuvieron muy cercanas a las cifras record de 2016.

En cuanto a la producción animal ha experimentado una subida notable de un 8,8% respecto a 2016, debido al buen comportamiento de los precios, responsables de un 8,6% de subida, unido a una ligera mejora de la producción, de un 0,2%. El mejor comportamiento en valor lo han tenido el ganado porcino (+10,2%) y la carne de aves (+11%), sustentados en ambos casos por sus precios. Asimismo es destacable el incremento del valor de los huevos (+25,3%).

Los consumos intermedios se reducen ligeramente, en un -1,3% tanto en cantidad (-0,7%) como en precio (-0,6%), pese al incremento en un 9% de la energía y los lubricantes, que se compensa con el descenso de los fertilizantes en un 10% y los piensos en un 3%. Las subvenciones totales se mantuvieron prácticamente constantes con respecto a 2016.

EVOLUCIÓN DE LA RENTA AGRARIA

El análisis de la evolución de la renta Agraria durante los últimos años muestra un crecimiento constante en el periodo 2012 – 2015. En 2017, la Renta Agraria supera en un 28,2% la de 2012.


Lee otros medios de Grupo El Diestro
Share:

lunes, 11 de diciembre de 2017

El uso combinado de microorganismos podría reducir el uso de pesticidas, según un estudio


  • El trabajo ha sido realizado por investigadores de la Universidad de Sheffield (Reino Unido). 
  • Entre sus autores está el español Alejandro Pérez de Luque.
  • "Los hongos y bacterias movilizan los nutrientes del suelo que no están disponibles para las plantas", dice el investigador.

Hongo Imagen de una mcrorriza, es decir, un hongo simbiótico con una planta. (Ellen Larsson / WIKIPEDIA)
Prescindir de los pesticidas químicos aún no es posible, pero reducir su uso y sustituirlos por el uso combinado de microorganismos del suelo no sólo potenciaría el crecimiento de las plantas, sino que además reforzaría su sistema inmune, según un estudio publicado en Scientific Reports. 

El trabajo, realizado por investigadores de la Universidad de Sheffield (Reino Unido), ha demostrado que la asociación de diferentes tipos de microorganismos del suelo, como hongos o bacterias, en los cultivos es beneficioso para las plantas, es decir, "son una buena alternativa" al uso de pesticidas, explica Alejandro Pérez de Luque, científico español coautor del estudio.

"Los hongos y bacterias movilizan los nutrientes del suelo que no están disponibles para las plantas", es decir, les facilitan un tipo de alimento que sin su ayuda no podrían adquirir pero, además, son capaces de "estimular el sistema inmunológico de las plantas haciendo que estén más preparadas frente a ciertos patógenos", destaca Pérez de Luque. 



A su vez, las plantas proporcionan nutrientes al hongo, "normalmente azúcares", puntualiza. Sin embargo, hasta ahora la mayoría de los estudios sobre esta asociación simbiótica se han llevado a cabo con un tipo de microorganismo a la vez. "Hay muy pocos trabajos en los que se hayan utilizado dos o más microorganismos para ver cómo interactúan", explica Pérez de Luque. 

El estudio, realizado por los grupos de los profesores Duncan D. Cameron y Jurriaan Ton, ambos de la Universidad de Sheffield, utiliza dos microorganismos distintos en cultivos de trigo: un hongo micorrizótico ('Rhizophagus irregularis') y una rizobacteria ('Pseudomonas putida'). 

También se beneficia el hongo 

Los científicos han visto que la presencia de ambos organismos en el suelo no sólo beneficia a la planta, sino que el hongo y la bacteria son capaces de interactuar positivamente entre ellos: el hongo recluta y favorece el crecimiento de esta bacteria frente a otras, lo que origina cambios en las poblaciones bacterianas de las raíces de la planta. 

"Hemos visto que, cuando están asociados, se potencia aún más su efecto individual. La bacteria y el hongo estimulan las defensas pero juntos tienen un efecto de sinergia: la suma de ambas acciones es mucho mayor que por separado", subraya el científico cordobés. "Nuestro trabajo analiza cómo interactúan ambos organismos. 

Cómo el hongo atrae las poblaciones de bacterias y cómo además los dos microorganismos combinados aumentan las defensas del trigo". De hecho, el trabajo ha descubierto cómo las reacciones defensivas del trigo aumentan mucho más cuando está combinado con los dos microorganismos en simbiosis. "El hongo altera la comunicación química de la planta y atrae y retiene (preferentemente) a unas bacterias sobre otras que no serían tan beneficiosas o incluso podrían ser perjudiciales para el cultivo", aclara el investigador español. 

El trabajo, es un paso más hacia el fin del uso de pesticidas. "Nos guste o no todavía dependemos mucho de ellos", aduce el investigador, que cree que este estudio "abre una vía muy buena para demostrar que efectivamente estos productos que ya se aplican en el campo —como biofertilizantes— se pueden usar como fitosanitarios o en sustitución de los pesticidas tradicionales".

20minutos.es

Lea también:

Por una tercera edad saludable
Share: